LA TIENDA ESPECIALISTA EN CORREAS PARA LAVADORAS Y SECADORAS

Las correas anchas no resisten más que las finas

Es lógico pensar que una correa de lavadora o secadora será más resistente más cuanto más ancha sea. Pero no es así necesariamente. Las correas, en las lavadoras y secadoras, solamente transmiten movimiento. No sujetan nada. Y transmiten movimiento con igual solvencia y seguridad las correas de medio centímetro de anchura que las correa de un centímetro.

Las correas se rompen cuando se bloquea el bombo o se desajustan los ejes. Y se rompen de igual manera las correas finas que las anchas. Lo relevante es el ranurado.

Existen dos tipos de ranurados en las lavadoras y secadoras domésticas: los poli-ranurados "H" y los poli-ranurados "J".

Si se ha roto la correa de tu lavadora o secadora, no te preocupe comprar una correa de más anchura, sino una de igual ranurado. Si la correa es más estrecha no tendrás problema. Si el ranurado no coincide, la correa no funcionará.

Para no equivocarte con la ranura de la correa, asegúrate de comprar una correa con la misma denominación. La denominación es el código que lleva escrito la propia correa en el lomo (EL 1230 J5, 1830 PHE...).

Si quieres, aquí en SoloCorreas disponemos del catálogo más amplio en denominaciones del mercado para que puedas encontrar la correa exacta que necesitas.